Para la fiscalía y la querella, Stella Maris Sequeira, quien desapareció en diciembre de 2016, fue víctima de violencia machista y no de un secuestro extorsivo como aseguró –tres días después de la desaparición– su esposo y ahora principal sospechoso.


Source by [author_name]