A semejanza del norteamericano #MeToo, el francés #BalanceTonPorc inició una ola de denuncias de “figuras intocables”. Algunos artistas e intelectuales firmaron un manifiesto oponiéndose a lo que consideran “una caza de brujas”.


Source by [author_name]