Las entidades bancarias avisaron a las farmacias habilitadas para vender cannabis que la normativa internacional les impide trabajar con empresas cuyas ganancias surgen del comercio de sustancias consideradas ilegales en sus países de origen.


Source by [author_name]