El Gobierno vendió que con el crédito del FMI quedaba cubierto el financiamiento hasta el fin del mandato de Macri. Pero el equipo económico está desesperado por cubrir en el año el faltante de 10.800 millones de dólares para cumplir con los pagos de la deuda. Wall Street lo sabe y alimenta la corrida.



Source link