La crisis cambiaria derivó en una fuerte devaluación del peso, combinada con una abrupta suba de la tasa de interés para intentar frenar la corrida. Cómo impacta ese combo en la industria. Qué puede pasar con las importaciones y la demanda local.



Source link