La convocatoria, impulsada por el cura Jesús Olmedo, fue apoyada por el Ministerio de Educación. Cinco personas crucificadas, atadas a cruces. Entre ellas un nene de nueve años. El acto lo presenciaron niños escolares.


Source by [author_name]