A pesar de que las previsiones de ocupación hotelera marcan una caída respecto del año pasado, los precios de alojamientos, traslados y restaurantes registran subas mayores a la inflación promedio.



Source link