La nena estaba contra la pared del acantilado, en un balneario,a la altura de Camet, cuando se desmoronó una cornisa que la sepultó. Los padres y unos guardavidas la desenterraron pero falleció al llegar al hospital .”Primero empezamos con las manos. No se veía nada. Hacíamos pozos, a ver si la encontrábamos mientras otros fueron a pedir palas”, dijo un guardavida.


Source by [author_name]