Niels Högel ya fue condenado en 2014 por algunos casos, pero ahora una investigación de tres años concluyó que fueron más de cien, con lo que se convirtió en el mayor asesino serial de la historia policial de Alemania. Las motivaciones que esgrimió para la barbarie.


Source by [author_name]

Compartir
Artículo anteriorOtra denuncia
Artículo siguienteUna ley para la demolición