La cámara que agrupa a los fabricantes de autos le acercó al Gobierno su plan para llegar a un millón de unidades en 2023. En primer lugar reclama una reforma laboral que hasta anula el pago del tiempo usado para comer.



Source link