La iniciativa busca instaurar un “consentimiento informado” y habilita a los padres o responsables de los menores de edad a rechazar la aplicación de vacunas. Para el ex ministro de Salud Daniel Gollan es “sospechoso” ese proyecto en un contexto de ajuste en el sistema sanitario.


Source by [author_name]