Los acusados son dos oficiales del Comando de Patrullas de Tigre que golpearon a un repartidor de harina, y le rompieron la tibia y el peroné, por pedirles que corrieran un patrullero para salir a trabajar con su camioneta. Desde la Correpi sostienen que el juicio fue pospuesto para no afectar la campaña de Massa y también le apuntan a Vidal.


Source by [author_name]

Compartir
Artículo anteriorDeclarará el abogado
Artículo siguienteVarados en Qatar