Del menú de créditos del FMI, Argentina puede aspirar al más inflexible en plazos y condiciones, con la obligación de cumplir metas cuantitativas y cualitativas antes de cada desembolso. La aprobación llevaría seis semanas.



Source link