La Legislatura porteña aprobó un pedido al Ejecutivo para que aclare por qué la obra ubicada en Virasoro 1638, en la que ayer murieron dos obreros por un derrumbe, no había sido clausurada a pesar de una denuncia del sindicato de la construcción que marcaba serias irregularidades.


Source by [author_name]