Las mayores subas se registraron en indumentaria y calzado (3,5 por ciento), vivienda (3,4) y alimentos (1,8 por ciento). En cinco meses, el alza alcanzó el 11,1 por ciento. La pérdida acumulada del salario real en 18 meses equivale al 96 por ciento de un salario.



Source link