La empresa, de capitales brasileños y heredera de las instalaciones de Grafa, produce toallas y sábanas. pero estaría a punto de abandonar la producción
de las últimas por la baja en el consumo interno y la invasión de importaciones.



Source link