Un comentario de Facundo Arana y la respuesta de Muriel Santa Ana desataron una vorágine de tuits en torno a la agenda más dura del feminismo. Aquí, un repaso de los dichos y la mirada de pensadoras feministas sobre los alcances de la polémica.


Source by [author_name]

Compartir
Artículo anteriorEl boletazo
Artículo siguienteEl aborto no es un asesinato