Hilda Horovitz, la ex mujer de Oscar Centeno, el chofer que con sus detalladas anotaciones reveló un escandaloso circuito de corrupción entre empresarios de la obra pública y funcionarios del gobierno kirchnerista, sigue aportando nuevas informaciones acerca de su ex marido.

La mujer que se presentó en dos oportunidades en el juzgado de Claudio Bonadio para brindar los datos que conocía por su relación con Centeno indicó en una entrevista con Jorge Lanata en El Trece que, a través de su jefe Roberto Baratta -número dos de Julio De Vido en el Ministerio de Planificación-, el remisero le consiguió en departamento en el complejo de viviendas que la Asociación Madres de Plaza de Mayo construyó en Ezeiza.

“Por intermedio de Roberto me consiguió un departamento en Ezeiza en (el barrio) Madres de Plaza de Mayo II. En el predio que está ahí en Canning. Porque Roberto conocía a (Alejandro) Granados, el intendente de Ezeiza. Me consiguió uno a mí y para los choferes también”, relató Horovitz.

Y agregó: “Cuando veía que terminaba la gestión, él empezó a hacer todo rápido, me consiguió el departamento. Yo tenía que viajar de Ezeiza para el Ministerio de Minería y Energía, al principio me sentía sola. Duré once meses ahí”.

Luego de casi un año, la mujer comenzó a exigirle a Centeno que le comprara o alquilara otro departamento más cercano al ministerio donde trabajaba: “Si me alquilaba hoy estaría en la calle porque iba a dejar de pagar”, contó.

“Entonces le dije: ‘Me comprás un departamento y estamos arreglados’ . Yo le mandaba mensajes a Baratta (para) que le diga (a Centeno) que me compre un departamento o si no empiezo a hablar. Y bueno, fue eso“, completó.

Noticia en desarrollo…

 



Source link