El Ministerio de Educación de la Ciudad quiere reubicar a las niñas y niños en un galpón con la promesa de que construirán un nuevo edificio. Los docentes, padres y madres, se oponen al traslado y dicen que el nuevo establecimiento no cumple con los requisitos mínimos de seguridad.


Source by [author_name]

Compartir
Artículo anteriorEl enigma del jubilado
Artículo siguienteAbuso y obligaciones