El 2 de octubre de 2014, la ex presidenta Cristina Kirchner llegó hasta el partido de Ezeiza para inaugurar el barrio “Madres II”. En el escenario principal la acompañaban el ex ministro de Planificación Julio De Vido y el ex gobernador Daniel Scioli. “Todo llega”, arrancó su discurso. Abajo la aplaudían cientos de beneficiarios y vecinos de la zona.

Días después, Roberto Baratta se encargó en persona de conseguirle una de esas viviendas a la ex mujer de su chofer Oscar Centeno. Hilda Horovitz reclamaba un techo a cambio de su silencio. Baratta y sus laderos llamaban con insistencia a la Municipalidad de Ezeiza hasta que se firmó la adjudicación en el barrio “Madres II”. En una entrevista con Jorge Lanata, Horovitz dijo anoche que eran viviendas de las Madres de Plaza de Mayo, pero en realidad se hicieron con fondos del Plan Federal de Viviendas.

Son un conjunto de 216 viviendas distribuidas en 18 torres de 12 departamentos cada una. Las unidades habitacionales, construidas en tres niveles (planta baja, primer y segundo piso), cuentan con tres dormitorios, y beneficiarán con un techo digno a más de mil bonaerenses“, rezaba el comunicado del Ministerio de Planificación que se mandó ese día a todas las redacciones.

El barrio se llama “Madres II” por su cercanía con el barrio que construyeron las Madres de Plaza de Mayo a través del programa Sueños Compartidos. Por esas vueltas del destino, ambos asentamientos están a pocos metros de la cárcel de Ezeiza, donde están alojados José López y otros ex funcionarios K.

Horovitz no aguantó mucho tiempo en ese lugar. Fuentes de la Municipalidad de Ezeiza confirmaron a Infobae que se le adjudicó la vivienda en diciembre de 2014, pero nunca llegó a escriturar.

Durante su breve estadía en Ezeiza, la ex mujer de Centeno fue intimada varias veces a ocupar su vivienda. “Se hacen seguimientos con todos los departamentos para saber cómo viven, si los ocupan, y si pagan las expensas“, explicaron desde la Municipalidad que comanda Alejandro Granados.

Luego de una intimación, desde el Ministerio de Planificación otra vez hicieron “gestiones” en Ezeiza para que Horovitz conservara su departamento. Tiempo después, la ex mujer de Centeno prefirió cambiar de rumbo y mudarse a la ciudad de Buenos Aires para estar cerca de su nuevo lugar de trabajo, en el Ministerio de Energía. En la Municipalidad todavía hay registros del acta de entrega del departamento.

Al principio me sentía sola (en Ezeiza). Duré once meses ahí. Le dije que me compre un departamento en Capital. También le mandé mensajes a Roberto (Baratta). Centeno me hizo firmar delante de un escribano como que yo le presté 40 mil dólares y para comprar me hizo firmar como que me los devolvió“, describió Horovitz en la entrevista con el programa Periodismo Para Todos.

Horovitz no fue la única beneficiaria de las viviendas de Ezeiza. Según declaró, varios empleados del Ministerio de Planificación que conducía Julio De Vido terminaron viviendo en “Madres II”. En los registros de Ezeiza figuran dos “pedidos” de Planificación y otros dos de Presidencia de la Nación.

Seguí leyendo:

La Justicia allana domicilios vinculados a Rodolfo Poblete, el último empresario detenido por el escándalo de los cuadernos

Cuadernos de la corrupción K: otros dos empresarios reconocieron que pagaron coimas



Source link