La formación neta de activos externos se mantuvo en sus máximos históricos, con 977 millones de dólares. Además, la remisión de utilidades duplicó la inversión extranjera. Los ingresos para especular se aceleraron hasta 878 millones.



Source link