Dos jefes policiales y un apoderado de la empresa volverán a ser investigados por sus responsabilidades en la habilitación del predio cuyo incendio en febrero de 2014 provocó diez muertes. La querella espera que tras la feria judicial se dicten procesamientos.


Source by [author_name]