Para la policía, el autor de la masacre era “un lobo solitario” y “un psicópata”. En Las Vegas, el azar siguió su rutina.


Source by [author_name]