La reforma tributaria sube la carga impositiva a los cigarrillos más económicos y la disminuye para los de mayor precio. Kiosqueros y la tabacalera concentrada en el segmento más bajo resisten la medida.



Source link