La corrida cambiaria estuvo potenciada porque la economía macrista se quedó sin financiamiento externo, dejando expuesta su vulnerabilidad. Antes de la devaluación, el JP Morgan fue privilegiado porque compró a un precio barato parte de los dólares rifados por el Banco Central. Casi 680 mil millones de pesos en Lebac vencen dentro de dos martes.



Source link