Las naftas subirán 7,2 por ciento en promedio y el gasoil, 6 por ciento. El ajuste fue decidido por las petroleras sin intervención del Ministerio de Energía, que
sólo se limitó a avalarlo políticamente. Fue aplicado por la suba del dólar.



Source link