El país no fue incluido en el índice de mercados emergentes del banco internacional Morgan Stanley y la noticia implicó un golpe de desconfianza entre los inversores argentinos y extranjeros. La catarata de inversiones prometida por el Gobierno no va a concretarse al menos en el mediano plazo.



Source link