El avance de la rentabilidad del sistema financiero no se basa en las actividades tradicionales de intermediación, sino en las colocaciones especulativas habilitadas por el BCRA. En siete meses embolsaron 75 mil millones de pesos.



Source link