Varias aldeas de los distritos de Leiria y Coimbra, en el centro del país, debieron ser evacuadas debido al avance de las llamas. El viento y las altas temperaturas, que llegan a los 43 grados centígrados, dificultan las tareas de extinción.


Source by [author_name]