Con la excusa de la sequía, el presidente de la Nación eliminó una serie de controles y regulaciones al comercio de granos, del que los beneficiarios directos serán los productores más concentrados y los grandes exportadores, aseguran.



Source link