A media mañana, una caldera del subsuelo de Intercontinental, donde funciona la lavandería, estalló. Siete empleados y una mujer que pasaba por allí sufrieron las consecuencias.


Source by [author_name]