El máximo tribunal consideró que el periodista y la empresa que explotaba Canal 9 deben pagar 40.000 pesos a un hombre al que, en 2000, señalaron como vinculado al crimen, pero sin brindar fuentes precisas y aportando datos que permitían identificarlo.


Source by [author_name]