No hubo goles, pero las mujeres jugaron noventa minutos en una cancha armada en el cráter del volcán, que tenía las medidas reglamentarias. De la hazaña participó la argentina Josefina Martorell, que habló con este diario.


Source by [author_name]