El acuerdo supone la creación de una nueva empresa llamada Newco que construirá y gestionará Arsat 3 y estará controlada en un 51 por ciento por Hughes. La oposición y especialistas afirman que el convenio viola la ley de soberanía satelital.



Source link