El Presidente llamó por teléfono a su par estadounidense. Le pidió que la Argentina sea exceptuada de las nuevas tasas a la importación de acero y aluminio que impuso Estados Unidos, adonde las empresas argentinas que producen esos metales realizan exportaciones anuales por 770 millones de dólares.



Source link