La familia del chico asesinado por policías en Tucumán lo despidió en el estadio del equipo tucumano, pero no a los tiros como se pretendió instalar con otro video falso en el marco de la campaña para demonizar al niño.


Source by [author_name]