En 2008, un hombre denunció que un sacerdote había abusado de él en un colegio de Mendoza. La Iglesia abrió una causa canónica, pero nunca le brindó al denunciante información al respecto. Ahora, un fallo judicial ordena indemnizarlo por ese secreto.


Source by [author_name]