El contrato firmado en 2006 entre Enarsa e YPFB para la compraventa de gas natural establece que el gas de Bolivia no podrá ser destinado a terceros países sin un acuerdo previo. En el Gobierno afirman que la exportación a Chile fue por una emergencia.



Source link