En 2013, una inmobiliaria despidió a una mujer a la que resarció con menos dinero del que le correspondía porque las “medidas económicas” gubernamentales habían perjudicado a la firma. La Cámara rechazó la decisión y ordenó pagar el monto total.


Source by [author_name]