La destrucción del empleo es consecuencia de la caída del consumo y la apertura de las importaciones. Las posiciones perdidas desde diciembre de 2015 representan el 5,6 por ciento del empleo sectorial total.



Source link