Tasas más bajas, un dólar más alto y una inflación proyectada más elevada es la propuesta para evitar el estancamiento de la actividad. Es el plan de Vladimir Werning que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, ordenó implementar al equipo económico. Sturzenegger lo aceptó a regañadientes.



Source link