Una ordenanza había prohibido el uso del agrotóxico, pero tras semanas de presión sojera, el macrismo presentó un proyecto que, además de anular esa disposición, habilita la aplicación de productos más tóxicos. Los ambientalistas, en alerta.


Source by [author_name]