El crédito aprobado, por 50 mil millones de dólares, compromete las metas fiscales, de crecimiento e inversión, en términos mucho más rígidos que los incluidos en el Presupuesto Nacional votado por el Congreso.



Source link