Las fábricas automotrices empeoraron el año pasado el resultado de 2016, que había marcado el punto más bajo en una década. Esto se dio a pesar de que las ventas en el mercado local fueron casi record. La explicación es el boom de importaciones.



Source link