Los vientos y las nevadas afectan la vida cotidiana de cientos de millones, desde Suecia hasta las playas del Mediterráneo. En el sur de Francia y en el suroeste de Gran Bretaña y sur de Gales y Escocia, declararon un alerta roja.


Source by [author_name]