El caso de Harvey Weinstein desnudó las maniobras de las que se valen ricos y famosos para evitar ser denunciados por sus víctimas: los acuerdos extrajudiciales. La actriz Rose McGowan, acusadora inicial del productor, habló ayer en público por primera vez tras el escándalo.


Source by [author_name]