La demanda constante de dólares obligó a la autoridad monetaria a aumentar la subasta diaria a 150 millones de la divisa estadounidense, una sangría en la que el país está liquidando el primer tramo del Stand-By firmado con el Fondo Monetario Internacional.



Source link