Empresas que se dedicaban a producir localmente se están transformando en importadoras, con impacto en la pérdida de empleos. Ese proceso no se está desplegando sólo en sectores sensibles, como el textil, sino que se ha extendido a casi todos.



Source link