Existen estudios oficiales y privados que prueban que una suba del dólar se traslada en aumentos de precios al consumidor, en especial en alimentos. El Banco Central igual sigue postulando que no hay relación entre el precio del dólar y la inflación.



Source link