El nuevo presidente del Banco Central, Luis Caputo, recibió el bautismo de fuego de la city con una renovada corrida cambiaria. El dólar cerró casi en 30 pesos y se perdieron cerca de 1100 millones de reservas. Se aceleró la quema de los dólares entregados por el FMI.



Source link